Plantas medicinales (III): Diente de león

Flores silvestres 8 (Fotografía de: Alcalaina, Licencia cc.)

Diente de león

Diente de León. Fotografía de Hiroyuki Takeda (licencia cc)
Diente de León. Fotografía de Hiroyuki Takeda (licencia cc)

El Diente de león (Taraxacum officinale Weber ex F.H. Wigg.) es comunmente conocida, incluso a aquellos que  no os suene por el nombre seguro que por la foto la reconoceréis. Y es que “estamos hartos” de ver esta planta en los praderas y herbazanales nitrificantes, sobre suelos frescos, y resulta que su rizoma tiene una importante e interesante acción farmacológica, la más conocida es su uso como diurético.

 

Uso por vía tópica

  • Eczemas
  • Acné
  • Urticaria

Uso por vía oral

Diente de león. Fotografía de Dr. Hans-Günter Wagner (licencia cc)
  • Anorexia
  • Diabetes no esencial
  • Disquinesia hepatobiliar
  • Colecistitis
  • Litiasis biliar
  • Estreñimiento
  • Oliguria
  • Edemas
  • Reumatismo muscular
  • Gota
  • Las hojas frescas, ricas en vitaminas B y C, son utilizadas popularmente como alimento

Estudios clínicos

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba el uso tradicional de la hoja y la raíz con partes aéreas para activar la eliminación urinaria (terapia de lavado de las vías urinarias), como coadyuvante en afecciones urinarias leves. Además aprueba el uso tradicional de la raíz con partes aéreas, para el alivio de trastornos digestivos leves, como sensanción de plenitud, flatulencia y digestiones lentas, así como en la pérdida temporal del apetito.

Indicaciones aprobadas por ESCOP
– Hoja: situaciones en las que sea recomendable aumentar la eliminación urinaria, como reumatismo o prevención de la litiasis urinaria.
– Raíz: disquinesia hepatobiliar (estimulación de las funciones hepática y biliar), dispepsia, pérdida del apetito.

 

Taraxacum officinale. Fotografía de après (licencia cc)

Indicaciones aprobadas por la Comisión E
– Partes aéreas, dispepsia, sensación de plenitud y flatulencia.
– Raíz con partes aéreas: alteraciones en la secreción biliar, dispepsia, pérdida del apetito, estímulo de la diuresis.Os dejamos un enlace sobre la experiencia clínica de un estudio sobre el uso del diente de león para trastornos digestivos y urinarios en animales: http://www.sefit.es/experiencia-clinica-uso-diente-leon-taraxacum-officinale-animales-compania/

 

Observaciones

El diente de león carece de toxicidad pero está contraindicado en casos de obstrucción del ducto biliar, empiema, íleo paralítico.

Fuentes:
- "Fitoterapia aplicada" J.B. Peris, G. Stübing, B. Vanaclocha
- "Revista de fitoterapia" La revista oficial de la SEFIT (Sociedad Española de Fitoterapia)